Oclusiones Vasculares

OCLUSIONES VASCULARES VENOSAS

La oclusión de las venas retinianas casi siempre es causada por el endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis) y la formación de un coágulo de sangre.  Su incidencia aumenta con la edad y se acelera por enfermedades generales como la hipertensión arterial y la diabetes. Otros factores de riesgo incluyen hipertensión ocular, colesterol elevado, obesidad, tabaquismo y vida sedentaria.

Los pacientes normalmente presentan una disminución brusca e  indolora de su agudeza visual normalmente unilateral, visión distorsionada o defectos en el campo de visión.

Su pronóstico puede variar en función del vaso afectado, su extensión, la presencia o no de isquemia macular y el tiempo del diagnóstico.  También  existe la posibilidad de complicaciones que comprometen la visión, tales como edema macular crónico, isquemia macular o neovascularización, la cual puede llevar a hemorragia vítrea o un glaucoma neovascular (hipertensión ocular provocada por vasos de nueva formación).

El tratamiento médico va dirigido a las complicaciones  como el  edema macular o la neovascularización con inyecciones intraoculares de anti-VEGF  o dexametasona y fotocoagulación retiniana.

ocluvascu_01

Trombosis de vena central de retina

ocluvascu_02

Trombosis de rama de retina

OCLUSIONES VASCULARES ARTERIALES

La oclusión de las arterias retinianas  casi siempre es causada por un émbolo procedente de las  arterias del cuello o del corazón que alcanza las arterias retinianas. Se consideran factores de riesgo: la edad avanzada, hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad, hábito tabáquico y sedentarismo.

En el momento del diagnóstico la agudeza visual de los pacientes con obstrucción de la arteria central de la retina es de contar dedos o percepción de luz en el 90% de los casos.  En el caso de oclusión de rama de arteria retiniana la pérdida súbita es de un sector del campo visual. En algunos casos los pacientes tienen historia previa de amaurosis fugaz o antecedente de pérdida visual transitoria.

Su pronóstico es reservado y depende del tamaño y localización del área ocluida.

El tratamiento de la obstrucción arterial retiniana precisa ser urgente con el objetivo de movilizar el émbolo causante y reducir la presión intraocular.

ocluvascu_03
ocluvascu_04