La oculoplastia es la cirugía cosméticareparadora y reconstructiva de los tejidos que rodean a los ojos como los párpados, las cejas, la conjuntiva, las vías lagrimales y los tejidos de la órbita.

Incluye el estudio de tumores de párpados y ojos, su proceso diagnóstico y quirúrgico (oncología ocular).

La Oculoplástia la realizan oftalmólogos con aprendizaje especial adicional en cirugía plástica.

Se emplea la cirugía con bisturí y los láseres de C02, Erbium-YAG y Argón cuyo tratamiento suele ser indoloro, rápido, eficaz, no sangra y deja pocas cicatrices.

En el Centro de Oftalmología Bonafonte empleamos con gran frecuencia el colágeno y la toxina botulínica mediante inyecciónes casi indoloras y con mínima reacción inflamatoria.

Cirugía cosmética 

La Cirugía cosmética se realiza por razones estéticas para mejorar la apariencia.

Con la edad los párpados se hacen laxos, la piel cede y las bolsas de grasa se hacen prominentes (dermatocalasia).

La caída de los párpados hace que las personas parezcan de mayor edad y cansadas.

Se realiza una cirugía blefaroplastia para eliminar el exceso de piel y grasa de los párpados superior e inferior.

Se emplean suturas finas y las cicatrices casi no se notan. Después de la cirugía son frecuentes los hematomas y la hinchazón que desaparecen en unos días.

A veces se asocia la cirugía con láser o procedimientos químicos para estirar la piel y eliminar las líneas alrededor de los ojos (patas de gallo).

Cirugía reparadora. Ptosis

Es el descenso o caída de los párpados superiores cuando los ojos están abiertos.

Las ptosis congénitas presentes al nacimiento, si son leves se observan pero si son moderadas se operan a los 3-5 años e inmediatamente si son graves y tapan la pupila para que no se produzca ambliopía conocida como ojo vago.

Tratamiento

Se emplea anestesia general. Se tensa o acorta el músculo elevador palpebral para que el párpado ascienda.

Las ptosis del adulto son producidas por pérdida de elasticidad muscular, traumatismos tumores o enfermedades neuromusculares o miastenia.

Se debe tratar la causa y realizar cirugía local.

Al cicatrizar el párpado se puede observar exceso o defecto de corrección que requiera una reintervención.

Malposición de los párpados. Se emplea cirugía reparadora cuando los márgenes de los párpados se desplazan hacia el globo ocular y las pestañas rozan el ojo, irritándolo (entropión), cuando el borde libre del párpado se evierte y se separa del globo ocular (ectropion) y después de traumatismos.

Cirugía reconstructiva

La Cirugía reconstructiva se emplea para mejorar la función y la apariencia del párpado después de la estirpación quirúrgica de cánceres.

Se deben eliminar todas las células tumorales conservando la mayor parte posible de párpado sano.

Para reconstruir el párpado se emplean colgajos obtenidos de una zona próxima a la lesión e injertos tomados de otras partes del cuerpo.

Cirugía oculoplástica en enfermedades generales

Algunas enfermedades generales causan problemas en los párpados y requieren este tipo de cirugía.

Oftalmopatía de Graves. Es una enfermedad del tiroides que produce exoftalmos protusión del globo ocular, inflamación de los músculos extraoculares y también retracción palpebral que impide cerrar los ojos completamente.

La cara se desfigura y se pierde visión.

Se trata con medicación, radioterapia y descompresión orbitaria con extirpación de grasa y de hueso de la órbita y también los senos para aumentar el espacio donde se aloja el ojo y reducir la protusión ocular.

Después de la cirugía puede aparecer vision doble y parestesias en mejillas dientes superiores, además labios del lado afectado.

Parálisis facial Parálisis de Bell. Causa deficiencia del cierre de los párpados en un lado de la cara con
trastornos en el ojo afectado, (irritación y sequedad).

Prótesis

En ojos ciegos con dolor incontrolable, con traumatismos irreparables o con algunos tumores malignos se estirpa el ojo provocando ceguera completa y permanente.

Se puede extraer todo el globo ocular enucleación o conservar la esclerótica evisceración para poder implantar dentro de ella una bola de hidroxiapatita o de cristal manteniendo el volumen del globo y su movimiento pues también se conservan los músculos extraoculares.

Prótesis Oculoplástia

Para mejorar la apariencia estética se coloca una prótesis que lleva dibujada un ojo con un iris de un color similar al del ojo contralateral.

Enfermedades de la piel de los párpados

En los párpados se puede encontrar casi toda la patología dermatológica.

Enfermedades infecciosas. Las enfermedades bacterianas más frecuentes son las ocasionadas por estafilococos (impétigo) y estreptococos (erisipela). producen abscesos y celulitis; Las granulomatosas (tuberculosis, sífilis) son excepcionales. Las víricas son muy frecuentes (verrugas, molluscum contagiosum, sarampión, varicela, escarlatina y herpes) y las micosis infrecuentes.

Blefaritis 

La Blefaritis es inflamación de los párpados causada por infección del estafilococo, seborrea o rosácea.

Suele ser crónica y bilateral. Cursa con sensación de cuerpo extraño, quemazón, prurito y ardor. Se trata con compresas calientes, higiene palpebral y antibióticos tópicos y en los casos recalcitrantes pomadas de esteroides y tetraciclinas (doxiciclina) sistémicas.

Blefaritis herpéticas

En el herpes simple se observan vesículas y lesiones ulceradas en el párpado superior o perioculares que en la  infección primaria se hacen evidentes en 3-9 días y se resuelven en 2-3 semanas. Si son recurrentes se desarrollan en 2-3 días y duran una semana. Curan sin dejar cicatrices.

Se tratan con antivíricos profilácticos para proteger el globo ocular. Se tratan con compresas húmedas y antivíricos orales para disminuir la diseminación sistémica del virus y las complicaciones oculares.

Orzuelo

El Orzuelo es una inflamación localizada aguda de los folículos de las pestañas usualmente provocada por staphylococus.

  • Orzuelo externo. Foliculitis aguda y supurada del folículo piloso de una pestaña y de sus glándulas sebáceas de Zeiss. Produce dolor, enrojecimiento y edema localizado. Suele ser pequeño y superficial, protruye hacia el borde palpebral externo y en ocasiones se observa pus en el orificio glandular.
  • Orzuelo interno. Infección aguda supurada de la glándula de Meibomio (Fig 4). Si es extenso puede provocar celulitis palpebral. Los síntomas son más intensos que en los externos.

Los orzuelos se tratan con compresas calientes y pomadas de antibióticos y antiinflamatorios.

Meibomitis

La Meibomitis es la Inflamación usualmente subaguda de las glándulas tarsales de Meibomio con enrojecimiento y ligero engrosamiento de la piel, y dolor moderado pero sin supuración.  Pueden aparecen quistes oleosos, y estenosis de los orificios glandulares con aparición de secreciones oleosas al presionar sobre el margen palpebral.

Se trata con higiene palpebral, compresas calientes, antibióticos tópicos y sistémicos, triamcinolona intralesional y cirugía con extracción de la cápsula y todo su contenido. Se debe realizar estudio histológico de la pieza pues puede confundirse con lesiones malignas.

Inchazón palpebral

Tiene multiples causas que incluyen: las blefaritis, conjuntiitis, calacios, orzuelos, dacriocistitis, alergias (medicaciones, lacas, esmaltes de uñas, cosméticos, animales, plantas, insuficiencia renal, enfermedad angioneurótica, celulitis orbitara y palpebral.

Tumores del parpado

Tumores benignos del parpado

Pueden aparecer todos los tumores de piel y tejidos blandos. Los más habituales son papilomas, hemangiomas, dermoides, nevos, lipomas y fibromas.

Los hemangiomas de los niños acostumbran tener una regresión espontánea y usualmente no precisan tratamiento. Los casos más importantes se tratan con inyecciones de corticoides intralesionales.

Xantelasma (xantoma plano). Depósitos lipídicos dérmicos, amarillentos y algo elevados frecuentemente localizados en la zona medial de ambos párpados. Son placas de infiltrados de macrófagos y contienen células gigantes de Touton. Más frecuentes en mujeres de más de 50 años y en pacientes con diabetes, afecciones de vías biliares y alteración del metabolismo graso.

Hidrocistoma. Lesion quística asintomática de las glándulas sudoríparas ecrinas o apocrinas glándulas de Moll. Usualmente se presenta como un nódulo único traslúcido con secrección serosa o lechosa. El apocrino se produce por bloque de la secrección de las glándulas de Moll, presenta a veces lesiones múltiples usualmente en el borde palpebral.  El ecrino es menos frecuente y no siempre se localiza en el margen palpebral.

Tumores Malignos del Parpado

Carcínoma basocelular

El Carcinoma basocelular es el tumor maligno más frecuente (90% de los casos) del párpado.

Tiene predilección por el párpado inferior en forma de un nódulo con el centro deprimido y muchas veces ulcerado con un reborde. Puede infiltrar las estructuras adyacentes y extenderse hasta el globo y hueso orbitario pero las metástasis son raras.

Pueden resultar fatal por invasión craneal.

Se tratan con cirugía extrayendo todo el tumor con sus alrededores hasta dejar los márgenes libres histológicamente. Usualmente se realiza cirugía reconstructiva después de dicha cirugía pero pueden recidivar.

Carcinoma espinocelular. Representa el 2% del total de cánceres palpebrales. Muchas veces asienta en lesiones precancerosas, como queratosis actínica, áreas ulceradas. Tiene hiperqueratosis, mitosis, invade los tejidos, da metástasis a los ganglios locales y a distancia. La mortalidad es alta.

Queratoacantoma. Se transforma a veces en carcinoma escamoso y por eso se considera y se trata como un tumor maligno antes se incluía en los benignos. Es de rápido crecimiento, se estabiliza y regresa lentamente.

Se relaciona con la exposición solar y algunos agentes carcinógenos como el tabaco.

Más frecuente en hombres mayores de 65 años.

Carcinoma sebáceo. Es muy raro y normalmente se llega al diagnóstico al realizar la histología de una lesión recidivante considerada erróneamente como un calacio.