El Ojo es el órgano de la vista, es hueco, esférico y lleno de líquidos conocidos como humores.

Es el órgano encargado de detectar la luz y también nos da el sentido de la vista.

Además el ojo es un órgano esferoidal, de unos 7,5 g de peso. Cuyo diámetro anteroposterior, transverso y vertical en el adulto es aproximadamente de unos 22 a 24 mm en individuos normales.

Algo menor en los hipermétropes y mayor en los miopes.

Video Anatomía del Ojo

Las 3 capas del Ojo 

El ojo humano o globo ocular, está envuelto por tres capas bien definidas que vamos a desglosar a continuación.

Capa externa o fibrosa.

Está formada por la córnea y la esclerótica.

Córnea. Ocupa la parte anterior de la capa fibrosa. Es totalmente transparente y tiene un grosor de unas 500 m y una capacidad de refracción de unas 43 dioptrías.

Histológicamente está formada, de delante a atrás, por: epitelio anterior, membrana de Bowman, estroma, membrana de Descemet y epitelio posterior o endotelio.

El ojo o globo ocular

Esclerótica. Alrededor de la córnea se sitúa el denominado limbo esclerocorneal.

A partir de dicha estructura, se extiende la esclerótica cubriendo el resto posterior de la superficie del globo ocular. Es de aspecto blanco opaco y está formada por tejido conjuntivo.

Capa media o úvea

La capa media o úvea es la capa vascular o nutricia del ojo. Está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

Iris. Constituye la porción más anterior de la capa vascular del ojo. Su aspecto es el de un disco con un orificio central: la pupila. El iris está formado por un estroma de tejido conectivo, cubierto por detrás por un epitelio posterior. El color de los ojos depende de la apariencia del iris.

Cuerpo ciliar. Aparece como una protrusión de la túnica media o vascular del ojo. Es triangular al corte y se sigue por delante con el iris y por detrás con la coroides. Su superficie externa queda adosada a la esclerótica y la interna se encara con el vítreo y se continúa con la retina, que acaba en un margen escalonado denominado ora serrata. La región externa del cuerpo ciliar está formada por el músculo ciliar y la interna por los procesos ciliares en su porción anterior y por la pars plana en su porción posterior.

Coroides. Se extiende por toda la parte posterior del globo ocular entre la esclerótica y la retina. Está constituida por una red compleja de vasos sanguíneos imprescindibles para la nutrición y el buen funcionamiento de la retina.

La capa interna o retina

La retina recubre todo el interior de la pared ocular. Es una estructura delgada y transparente, formada por tejido nervioso. Basándose en estudios de cortes observados con microscopio óptico, la retina se describe, clásicamente, formada por diez capas sucesivas.

  • Epitelio pigmentario.
  • Capa de conos y bastones.
  • Membrana limitante externa.
  • Capa granular externa.
  • Una capa plexiforme externa.
  • Capa granular interna.
  • La capa plexiforme interna.
  • Capa de células ganglionares.
  • Fibras del nervio óptico.
  • Membrana limitante interna.

Esta enumeración estratigráfica no ofrececuna buena idea funcional. La capa más externa el epitelio pigmentario contacta con la coroides.

fondo de ojo

Las nueve capas internas son de tejido nervioso similar al del cerebro y, funcionalmente, están formadas por tres grupos de neuronas muy especializadas: fotorreceptores, bipolares y ganglionares.

  • Fotorreceptores. Son las células  receptoras  de  la  luz.  Según la  forma de sus segmentos externos se dividen en conos y bastones. Estas células reciben las  imágenes  de  los  objetos exteriores en forma de estímulos luminosos y los transforman en impulsos nerviosos.
  • Bipolates. Hacen sinapsis con los fotorreceptores y con las células  ganglionares. Modulan  los  estímulos luminosos.
  • Ganglionares. Forman el tercer grupo de neuronas. Sus núcleos se encuentran en la retina; poseen unas prolongaciones larguísimas que se reúnen en la parte más posterior del ojo para formar el nervio óptico y se extienden hasta el área visual cerebral. Llevan los impulsos visuales hasta el cerebro, donde se realiza la verdadera visión. También existen en la retina células de sostén (Müller) y de asociación (horizontales y amacrinas).

La Papila y la Macula

En la retina destacan dos zonas de gran interés funcional y patológico: la papila y la mácula.

La papila. Se denomina también disco óptico y mancha ciega. Es el rasgo más característico al observar el fondo de ojo. Es de color blanco-amarillento, algo rosado y tiene forma redondeada bien definida, algo ovalada en sentido vertical con un diámetro aproximado de 1,5 mm.

Contiene la arteria y vena central de la retina. Las distancias entre puntos de la retina se miden por diámetros de disco y las superficies por áreas de disco. La papila está formada por axones mielinizados de las células ganglionares y por células gliales pero no contiene fotorreceptores.

La mácula. Es la parte central de la retina. Tiene un tamaño similar al del disco óptico y se encuentra en la zona temporal a unos 2 diámetros papilares del mismo.

En la mácula existe una gran concentración de conos, especialmente en su zona central (fóvea) donde se consigue la visión más nítida.

El Cristalino

El cristalino es una lente biconvexa situada detrás del iris y delante del vítreo. Está suspendida por un sistema de fibrillas denominado zónula que se extienden desde el cuerpo ciliar hasta la parte más periférica del cristalino (ecuador).

Es del tamaño de una lenteja, envuelto por una fina cápsula, con un epitelio debajo de la parte anterior de la cápsula, una corteza córtex y un núcleo central

Cámaras del globo ocular

Entre la córnea y el iris se encuentra la cámara anterior. Ocupada por humor acuoso. La cámara posterior se localiza detrás del iris entre los procesos ciliares y el cristalino y contiene la zónula.

El humor acuoso se produce en los procesos ciliares a partir del plasma sanguíneo. En el ángulo de la cámara anterior, entre la córnea y el iris, se encuentra una estructura en forma de malla o red el trabeculum. Donde se filtra el humor acuoso que se drena a la circulación general por el canal de Schlemm. Está situado en forma de anillo en la esclerótica en las proximidades de la córnea. Existe un flujo continuo de humor acuoso.

La Cámara vítrea está ocupada por el vítreo,  un gel avascular, pobre en células, elástico y trasparente compuesto de agua, un ácido denso hialurónico y fibrillas colágenas que se estructuran para además formar los tractos vítreos. Ayuda a mantener la forma del globo ocular y también desempeña una función metabólica importante.

El Globo Ocular

El Globo Ocular es una estructura de forma aproximadamente esférica con un diámetro anteposterior medio de 24 mm y un peso medio de 7,5.

Corte biomicroscopico de la cornea

Se mantiene en su posición gracias a los músculos extraoculares.

Párpados 

Son repliegues cutáneos pares y móviles que recubren el globo ocular por delante. Están formados, de delante atrás por:

  • La epidermis, constituida por epitelio pavimentoso, estratificado y queratinizado
  • Tejido conectivo laxo donde se encuentran el músculo orbicular palpebral que es el encargado de la oclusión o cierre de el ojo.
  • El músculo elevador sistema de apertura.
  • El tarso, compuesto por tejido fibroso denso. Es donde se alojan las glándulas sebáceas de Meibomio.
  • La conjuntiva tarsal. En el borde superior del tarso se inserta el músculo de Müller que es liso e involuntario.

En el borde libre palpebral se implantan las pestañas, con las glándulas sebáceas anexas de Zeiss.

Entre las pestañas se encuentra la desembocadura de las glándulas sudoríparas de Moll. En la parte posterior del borde libre palpebral se localizan los orificios excretores de las glándulas de Meibomio.

Conjuntiva

La conjuntiva es una mucosa transparente que recubre la parte anterior de la esclerótica conjuntiva bulbar y continúa por la cara posterior de ambos párpados conjuntiva tarsal.

Está compuesta por epitelio prismático estratificado con células mucosas caliciformes sobre un corion conectivo con células linfoides y glándulas mucosas.

Sistema lacrimal

Glándulas lacrimales

Son de secreción basal o refleja.

La secreción basal se produce continuamente por varias glándulas situadas en la conjuntiva bulbar o palpebral con secretores grasos o lipídicos (glándulas de Meibomio, Zeiss, Moll). Secretores serosos (glándulas de Krause, Wolfring y del repliegue semilunar) y secretores mucinosos (células caliciformes conjuntivales, criptas de Henle, glándulas de Manz).

La secreción basal produce lágrimas lubricantes. Esta secreción refleja se produce en la glándula lacrimal principal.

Vías lacrimales

La vías lacrimales son un sistema de evacuación o drenaje que canaliza las lágrimas desde el globo ocular hasta las fosas nasales.

En el ángulo nasal de ambos párpados existen unos orificios denominados puntos lacrimales que recogen las lágrimas de la superficie ocular. Mediante los canalículos superior e inferior y el canalículo común las conducen hasta un conducto más amplio denominado saco lagrimal. Está situado fuera de la cavidad orbitaria en una depresión ósea de la pared nasal denominada fosa lacrimal. El saco drena en las fosas nasales por medio del conducto lacrimonasal.

Orbita e inervación ocular. La órbita es un espacio óseo bilateral en forma de pirámide cuadrangular con el vértice en el agujero óptico. Está lleno de tejido graso y ocupado por el nervio óptico, los músculos  rectos y oblicuos y los sistemas vascular y nervioso.

El nervio óptico (II par craneal) está formado por  axones de las células ganglionares de la retina. El está formado por cilindroejes provenientes  de las células ganglionares de la retina.

El conjunto sale de la parte posterior del ojo, pasa por el agujero óptico y llega a la cavidad craneal.

El motor ocular común (III par) inerva los músculos rectos (superior, medio, inferior), el oblicuo menor y elevador del párpado; el motor ocular externo (VI par) inerva el músculo recto externo; el nervio troclear o patético (IV par) inerva el músculo oblicuo mayor; el facial (VII par) inerva el músculo orbicular del párpado.

La inervación sensitiva se debe al trigémino (V par), a  través del nervio oftámico, con sus ramas frontal, lacrimal y nasociliar. El simpático inerva el músculo de Müller, el dilatador del iris y el músculo orbitario.